El PP de Don Benito sostiene que la plantación de olivos en La Sierrecilla no generará empleo y echará a perder 600.000€

14, junio, 2018.- El PP de Don Benito ha señalado que la plantación de olivos en La Sierrecilla no servirá para generar un número de puestos de trabajo amplio y sí para echar a perder 600.000€ que podrían dedicarse a generar más empleo agrícola.

 

Desde 2017 el equipo de gobierno local del PSOE, con José Luis Quintana a la cabeza, viene dando bandazos con la utilización de los recursos que ofrece la finca municipal de La Sierrecilla, con la plantación, por parte de Agrimusa, de varios tipos distintos de frutales.

 

En rueda de prensa la portavoz del PP de Don Benito, María Josefa Valadés, acompañada por uno de los antiguos arrendatarios de la finca municipal, ha recordado que fue el propio Quintana quien en su día, y con sus propias palabras, alardeó de “el arte de hacer posibles los sueños, de cumplir promesas, de seguir trabajando para seguir cumpliendo promesas, pues aparecía entre otras medidas en nuestro programa de gobierno”.

 

Pues bien, desde octubre de 2016, cuando el alcalde dijo esto, “un brindis al sol y con el dinero recaudado por la venta a la multinacional GREIF de una parcela del Polígono ASI-4, tan criticado por Quintana cuando se encontraba en la oposición y el alcalde era del PP”, aquí Valadés ha recordado que fue Mariano Gallego quien lo sacó adelante sin su apoyo, y ahora nos anuncia con que va a implantar en La Sierrecilla frutales, para dar jornales a los obreros de Don Benito y generar riqueza, el arte de hacer posibles los sueños no decía, es todo un artista”.

 

​A primeros de noviembre el PP, conocedor de la crisis tan brutal de rentabilidad que vive el sector frutícola a nivel nacional, le demanda a Quintana los informes de viabilidad que le hacen acometer una inversión de más de 600.000€ del dinero de los dombenitenses. Lo hacen porque son sabedores que no dispone de ellos y que se trata o bien de un capricho del grupo socialista o de un desconocimiento total del concejal de agricultura de dicho sector agrícola, cosa que hoy ellos mismos han confirmado, ha continuado la portavoz popular.

 

​No se vuelve a saber nada de la finca hasta que el PP comprueba que se han iniciado las obras de preparación de las tierras a finales de 2017, momento en el que María Josefa Valadés, “vuelve a pedir a Quintana que deje de derrochar el dinero de todos, que sea transparente, que deje la locura de implantar cultivos que sólo acarrearan pérdidas a los dombenitenses. El alcalde y su grupo están realizando una gestión local totalmente errónea”, les dijo.

 

​Por fin el alcalde se cae de la burra, alguien se lo ha dicho. Al PSOE le queda claro que sembrar ciruelos es una locura, han tardado, pero como ya han hecho un gasto de preparación del terreno para árboles, se le ocurre plantar otro árbol, el olivo.

 

​Se acabó el sueño de cumplir promesas, los olivos como todo el mundo sabe no dan mano de obra, están muy mecanizados, y se han esfumado los 6.000 jornales, pero ya no se puede dar marcha atrás, se han gastado mucho dinero en preparar terrenos y charcas, han expulsado a los agricultores y hay que buscar una solución, y la que sea les vale a los socialistas, los jornales no importan, nuevamente la rentabilidad tampoco importa, y los agricultores y sus familias importan menos aún.

 

​Decidido está por Quintana plantar olivos, y la situación actual es que la finca se encuentra abandonada, no como dice el concejal Merino por el cambio de cultivo, o por la licitación o por el tiempo, sino por su falta de conocimiento y nefasta gestión. No tenían plantas de olivos, ya dijo que tenía encargadas las de ciruelo y claro, de marzo para acá, con la demanda de olivos que hay, no los tiene.

 

En todas las fincas aledañas hay implantados cultivos que demuestran o que merino y el PSOE local mienten o que no saben lo que tienen entre manos, pues no es culpa de la climatología.  Si se hubiera licitado en octubre de 2016 evidentemente ya estaría ejecutado y los olivos hasta con crecidas.

 

PROPUESTA DEL PP

 

​Por su parte el PP de Don Benito insiste en lo inadecuado de plantar olivos en La Sierrecilla, porque no generarán mano de obra, apenas 2 o 3 puestos de trabajo en una finca de 80 hectáreas, para los que, además hay que invertir más de 600.000€.

 

Los populares proponen cultivos sociales, y más adecuados para la actual temporada agrícola y de los que en la zona realmente se es deficitario de empleo, una zona de influencia la de Don Benito en la que se necesita que la gente trabaje de forma estable y no solo en verano.

 

​El equipo de gobierno local ha demostrado una vez más no tener un proyecto para ninguno de los distintos sectores que conforman la ciudad, incluidos por supuesto empleo y agricultura, y miente en sus declaraciones intentando justificar unas actuaciones impulsivas y carentes de rigor técnico.

 

​Por eso el PP considera que deberían pedir disculpas a los agricultores a los que engañaron y embaucaron quitándoles la finca, justificándolo como un motor generador de mano de obra para Don Benito, trabajadores del campo que hoy se ven obligados a buscar tierras para poder mantener sus explotaciones agrarias.

 

​Queda demostrado ya que Quintana, no es un “artista que hace posibles los sueños, que no cumple sus promesas electorales”, este es un nuevo ejemplo de la nefasta gestión de la finca municipal “La Sierrecilla”.

By | 2018-06-14T16:12:18+00:00 junio 14th, 2018|Tags: , , |0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies