El GPP urge a la Diputación de Badajoz a desbloquear el diálogo con los bomberos para dar tranquilidad a municipios y trabajadores

  • Los populares optan por cambiar y cesar como diputado delegado del CPEI a José Luis Martín, y la gerente del consorcio, por el portavoz del Grupo Socialista, Saturnino Alcazar, quien es bombero y podría dar a las negociaciones una vuelta de hoja

17, octubre, 2017.- El portavoz del Grupo Popular (GPP) en la Diputación de Badajoz, Juan Antonio Barrios, ha urgido esta mañana al gobierno provincial a desbloquear las negociaciones y abrir de nuevo el diálogo con los bomberos del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios (CPEI), para llegar a una solución que garantice la tranquilidad de todos los municipios de la provincia y la de los propios trabajadores del cuerpo.

Barrios, quien ha estado acompañado por el también diputado provincial por el PP, José Antonio Regañas, ha expresado la “preocupación” del GPP por el “problema de los bomberos y el servicio que se presta desde la Diputación, por lo que afecta a la seguridad de nuestros propios vecinos, pues todos somos o alcaldes o concejales, y la de los propios bomberos”.

Son un total de 18 denuncias ante la Inspección de Trabajo, que el portavoz de popular ha subrayado que “son muchas, por no cumplir la Ley de Riesgos Laborales, lo que no es un tema meramente económico, sino de cumplimiento de la legalidad”, algo que “preocupa pues se está jugando con la seguridad de los trabajadores y los ciudadanos”, que no se ven protegidos o ayudados en las condiciones “más óptimas”.

En rueda de prensa, nuevamente celebrada en la sede provincial del PP de Badajoz al no facilitar la Diputación su sala de prensa a los miembros del GPP, Juan Antonio Barrios ha hecho hincapié en dos puntos básicos como los más preocupantes, por un lado el cierre de las negociaciones y por otro el relativo a las condiciones laborales y el número de efectivos del CPEI.

PROBLEMA LABORAL

Sobre este segundo aspecto ha señalado como ejemplo que los bomberos dependientes de la Diputación de Cáceres, cuando hacen una salida, cubren el incendio o accidente en grupos de 7 y 8 efectivos, mientras en la provincia de Badajoz “nunca van más de 4 bomberos”, asimismo ha reseñado que durante los meses de verano haya habido guardias tan solo con 2 bomberos o retenes con 3 personas, de los que tan solo uno era funcionario y los otros interinos sin la suficiente experiencia o formación técnica.

También se han dado casos de parques sin ningún efectivo de reten pues estaban todos cubriendo los fuegos artificiales de localidades en fiesta, pues no se habían previsto los servicios extraordinarios. A lo que hay que añadir la situación de los bomberos de Llerena, que han sido desplazados en Azuaga, pues por las obras del parque no se ha buscado una ubicación alternativa en la localidad, con la pérdida de tiempo que eso supone para que los efectivos lleguen a Bienvenida o Usagre, algo preocupante para todos los pastos de la zona de La Campiña.

Otro de los problemas que Barrios ha señalado que debería mejorarse, dentro de una nueva fase de diálogo y negociación, es el relativo a la descoordinación con el protocolo de movilización.

PROBLEMA POLÍTICO

Juan Antonio Barrios, ha señalado que el GPP apoya a los bomberos dependientes del CPEI en estas reivindicaciones laborales y de seguridad, que al final afectan a la tranquilidad de todos, pero no en otras cuestiones como la petición de una paga única de 30.000€ por jubilación, que ha calificado de “desproporcionada”.

Unas demandas y un conflicto laboral para el que, ha insistido, debe haber voluntad de consenso en las mesas de negociación entre la parte política y la laboral, algo que no está funcionando “porque no se quieren ver los verdaderos problemas internos que hay en el CPEI”.

Barrios ha dicho a este respecto que el “bloqueo institucional y la ruptura de las negociaciones por parte de la Diputación no es buena y preocupa”, y han instado a dar una “vuelta de hoja a la situación” mediante el cambio o cese del diputado delegado del CPEI, José Luis Martín, y la gerente del consorcio, por el portavoz del Grupo Socialista, Saturnino Alcazar, quien es bombero y podría dar a las negociaciones una nueva visión, pues estos problemas se han acrecentado durante los dos años que se llevan de la actual Legislatura, intentando entre todos llegar a la solución más satisfactoria para entidad provincial, bomberos y ciudadanos.

Para el GPP la excusa de los posibles excesos en la reivindicaciones salariales es “fácil”, pues también se demandan mejoras antes las actuales carencias en aspectos como riesgos laborales y mejoras salariales en las guardias de 24h que es justa.

Asimismo, ha apuntado que la Diputación económicamente está saneada y se podría invertir y destinar más recursos a mejorar los parques de bomberos del CPEI y los medios técnicos y humanos del cuerpo, ya que sería una inversión que redundaría en la tranquilidad de todos los municipios de la provincia.

El portavoz del GPP ha concluido con son los propios municipios los que están pidiendo es un buen servicio provincial de bomberos que dé garantías de seguridad y tranquilidad, algo para lo que los populares tienen la mano tendida “para ayudar y sumar y entre todos desbloquear está situación, y los ciudadanos de la provincia de Badajoz estén más tranquilos en sus localidades”.

By | 2017-10-17T11:55:07+00:00 octubre 17th, 2017|Tags: |0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies